¿ Has probado ya Firefox?
3 *

Profesionalizar un blog de Blogger

Hace unos días, recibí un e-mail de un lector preguntándome como podía dar un aspecto más profesional a su blog de Blogger. En el fondo los blogs alojados en el sistema de Google no tienen porque seguir un proceso de mejora distinto a cualquier otro blog, sin embargo, determinadas características de Blogger sí que conviene tenerlas en cuenta si queremos que nuestro blog presente un aspecto más “profesional”.

Precisamente en esa línea publican en Blogging Tips un artículo que resalta las deficiencias de Blogger a la hora de flexibilizar y mejorar tanto el aspecto como las características de los blogs de blogspot.

1. Personaliza la plantilla
Uno de los principales problemas que se derivan del uso de Blogger como plataforma de nuestros blogs es el limitado abanico de posibilidades a la hora de conseguir una plantilla única que permita distinguir nuestro blog entre el resto. Los templates, aún cuando la cosa ha mejorado ostensiblemente gracias a gente como Francisco, son todavía escasos y es fácil encontrar que la mayoría de bitácoras corriendo bajo el software de Google presentan una imagen casi idéntica. Es cierto que las otras plataformas de blogs también comparten plantillas pero sus bloguers suelen modificarlas dotándolas de un estilo personal y eso es precisamente lo que debería hacer un usuario de Blogger para conseguir que su blog sea diferenciable.

2. Usa Feedburner
El feed que proporciona Blogger está en formato atom.xml que en algunos casos puede crear cierta confusión entre los lectores acerca de la manera en la que pueden suscribirse. Sin duda, la opción más acertada sería utilizar Feedburner para gestionar y administrar tu feed, ya que además te proporciona otras herramientas bastante interesantes.

3. Alternativas para los comentarios
Otro de los problemas de Blogger es su sistema de comentarios que presenta una solución poco elegante y que si te descuidas evita que comenten aquellos lectores que no están registrados. En mi opinión no sería mala idea sustituir el sistema por defecto de Blogger por un como Intense Debate que te ofrece un potente sistema de comentarios con forma de red social.

Si prefieres quedarte con lo que Google te ofrece habilita la opción de que todo el quiera pueda comentar, ya que siempre puedes mantener la opción de moderarlos.

4. Crea páginas estáticas
Aunque Blogger por defecto no lo permite, existen métodos para crear páginas estáticas bajo sus blogs, en las que puedes albergar información que quieras esté siempre a mano de tus visitantes. Información acerca de cómo contratar publicidad en el sitio, formularios de contacto, lista de post más visitados…las opciones son diversas y si las páginas son útiles siempre añaden un punto extra a tu blog.

5. Limpia el blog
Sin duda, este consejo es aplicable a cualquier otro blog aunque la tendencia a “ensuciar” más los blogs parece predominante en los que funcionan bajo el sistema de Blogger. Para conseguir que nuestra bitácora luzca un aspecto más “profesional” debemos dotarle de una imagen de claridad y limpieza. Agregar en la barra lateral todas las novedades, en cuanto a widgets y utilidades que vamos conociendo, no es una buena idea. En primer lugar porque genera un cierto aspecto de desorden y en segundo lugar tiende a alargar de manera tediosa la carga del blog.

31 *

Una historia sobre AdSense

AdSenseEs curioso comprobar como la euforia que producía AdSense hace algunos años con historias de gente ganando grandes cantidades de dinero ha dado paso a un momento en el que todo el mundo parece decepcionarse e incluso maldecir al sistema publicitario de Google.

Pero, ¿tanto ha cambiado la cosa?
En mi opinión no tanto como algunos creen. Muchos blogs se crearon con la ilusión de ser los protagonistas de esas historias de éxito. La posibilidad de cobrar un buen sueldo por escribir en un blog sin apenas trabajo y costes prácticamente inexistentes era una opción demasiado jugosa como para no probar suerte. Claro que, como en todo, las historias de éxito ensombrecen la realidad de los fracasos y nadie avisó de que no bastaba crear un blog para convertirse en una ganador más de la lotería de la publicidad de Google.

En contra de lo que muchos creen, AdSense funciona, claro que funciona, pero ni está hecho para cualquier web ni cualquier web sirve para sacarle máximo rendimiento.

La mayoría de la gente pensó que bastaba colocar uno de esos bloques en su página web para empezar ver llover los dólares del cielo. Cuando pasado el tiempo descubrieron que la cosa no funcionaba fue cuando realmente se interesaron por descubrir que hacían los otros blogs para generar el dinero que ellos no hacían. En ese momento, la realidad les sorprendió despertándoles con la bofetada de las visitas. No puedes esperar que un blog con apenas visitas reciba clics, decían los expertos, y en ese momento la mitad de los que habían empezado su sueño vieron como el cántaro se rompía y que en el fondo generar ingresos conllevaba más trabajo del que nadie les había dicho.

La otra mitad siguió trabajando duro y vió como las visitas aumentaban y con ellas los clics. El dinero a un ritmo lento también iba ganando enteros pero nada en comparación con las desorbitadas cifras de los blogs que habían servido de acicate. La mayoría de esta mitad de blogs se habían construido en el boom de la blogosfera, cuando parecía que tener un blog era el camino más corto para empezar a ganarse la vida y claro, para escribir un blog o eras un experto en algo o escribías sobre tecnología, internet o blogs. Por eso, todos estos blogs, prácticamente homogéneos, generaban poco dinero y la cosa era difícilmente comprensible. Ya estaban haciendo todo lo que les habían dicho que tenían que hacer y una nueva mitad decidió de nuevo abandonar el reto de ganar dinero y continuar con el blog que ya había crecido bastante.

El resto siguió adelante con la esperanza de que más trabajo duro les llevaría a degustar las mieles del éxito. Algunos consiguieron ser referencia en la blogosfera, ocupar los primeros puestos de los ránkings de blogs, pero el dinero que AdSense les reportaba seguía siendo una ínfima parte de aquel objetivo que se marcaron al iniciar su sueño. Un día, sin embargo, alguien les descubrió la realidad y les contó que en el fondo el problema no era AdSense, sino que para ganar dinero con éste no valía hablar de cualquier cosa y menos de internet o de blogs.

Esta historia que alguien me contó tiene su parte de razón. En lo que he podido comprobar a lo largo del tiempo, los blogs que no consiguen rentabilizar su blog y que achacan el problema a AdSense, son blogs como pocas visitas, blogs que en su concepción sólo está el objetivo de generar dinero y blogs que hablan de temas recurrentes como tecnología, internet, blogs…piensa una cosa, anuncios para este tipo de blogs hay pocos, pagan menos y la probabilidad de que alguien cliquee los anuncios es baja, porque son los blogs que sueles leer tu. Existen estrategias para conseguir generar dinero de AdSense con este tipo de blogs, pero quizá otro día.

Ahora la novedad es buscar anunciantes directos que, sin embargo, no son la panacea (de esos blogs todavía pequeños). De hecho podría escribirse una historia parecida contando como la gente ve que hay blogs que consiguen patrocinios y se lanzan al ruedo. Ten en cuenta una cosa, la mayoría de los que consiguen patrocinios directos han sido capaces de generar ingresos decentes con AdSense y el motivo del cambio es la seguridad que les reporta tener un anunciante fijo del que no dependen al 100% de lo que las búsquedas de Google deparen.

Para continuar con el tema: Imperialismo de AdSense, el descenso de clics, blogs sin adsense, opiniones sobre adsense, consejos sobre patrocinios directos