Recuperar la motivación para bloguear

motivacionSupongamos que has decidido darte un descanso y que llevas un tiempo sin bloguear. De repente llega un momento en el que descubres que quizá el tiempo que tení­as pensado tomarte, por uno u otro motivo, se ha ampliado más de la cuenta. En ese momento decides tomar cartas en el asunto y volver inmediatamente a escribir posts pero… sorpresa, esa habilidad para desarrollar nuevos temas, la motivación, la pasión… se han esfumado y tu vuelta a la rutina se ha complicado más de la cuenta dando paso a la apatí­a o a la falta de ánimo.

Lo cierto es que es una sensación bastante común, ni siquiera necesitas haber estado un tiempo sin bloguear para que, de repente, pierdas ese ánimo que te empujaba a postear en el blog.

Llegados a ese punto puedes hacer dos cosas: permitir que la falta de motivación te consuma y dejar de bloguear, o tratar de recuperar aquellos factores que te motivaban y volver a tomar los mandos de tu blog a la deriva.

Ideas para volver a la rutina

Revisa viejos posts
Quizá uno de los principales problemas a la hora de volver a escribir es encontrar ideas nuevas y originales, probablemente con la vuelta paulatina a la rutina surjan poco a poco, sin embargo, para romper el hielo, quizá no es mala idea echar un vistazo a tus archivos, retomar antiguos posts que puedas completar o darles un nuevo punto de vista. Puede incluso que algunos de tus nuevos lectores te lo agradezcan.

Un lavado de cara
Rediseñar por completo el aspecto de tu blog, modificar pequeños detalles…puede que te ayude a recuperar el interés por el blog y a volver a escribir poco a poco, comentando por ejemplo el cambio en el diseño.

Invita a otro bloguer
Puede que esto no suponga tu propia vuelta, sin embargo, contribuirá a que el blog recupere un poco de vida, aportará nuevas ideas y puede ayudarte a recuperar la motivación.

Leer otros blogs
Cuando uno deja de postear deja en la mayorí­a de los casos de leer otros blogs, eso supone romper de forma completa con toda la atmósfera bloguera. Una buena forma de volver a la rutina es la de empezar a leer de nuevo otros blogs (no te asustes al abrir tu lector de feeds), probablemente te aporten ideas frescas o te inciten a escribir algún post comentando, completando, opinando o criticando sobre algo que hayas leí­do.

Escribe posts más cortos.
Seguramente uno de los aspectos más complicados a la hora de volver a bloguear sea el de escribir artí­culos más largos. La razón es sencilla: exigen mucha más motivación de tu parte. Sin embargo, no es necesario hacerlo, quizá sea más fácil escribir posts más cortos que cumplan otra labor y que te ayuden lentamente a desentumecer las ideas.

Evitar la falta de motivación.
A pesar de que salir de un perí­odo de letargo es posible, parece mejor idea evitar caer en él o al menos disponer de las herramientas adecuadas en caso de que hayamos sucumbido irremediablemente.

Escribir posts futuros
El blogging suele ser protagonista de diversos ciclos. En algunos momentos nuestra capacidad creativa nos desbordará y en otros casos nos dejará mudos. Por eso, en aquellos momentos en que nos encontramos con más fuerza e ideas, podemos escribir más posts de los que vamos a publicar manteniéndolos en la recámara por si algún dí­a cuando la falta de ganas nos inunda podamos seguir publicando.

Apunta nuevas ideas
Caer en la desmotivación puede tener su origen en una repentina pérdida de ideas. Para evitar que eso ocurra, una buena técnica consiste en apuntar aquellas cosas que se te ocurren (ideas para un post, un tí­tulo…) para que, en el caso de que un dí­a no sepas que decir, puedas acudir a ese cuaderno de notas en busca de algo que te inspire.

Caer en la falta de motivación es bastante fácil y su recuperación suele ser complicada. ¿Alguna vez os habéis sentido desmotivados?,¿qué habéis hecho para sobreponeros?

About the author

Dimas

View all posts

17 Comments

  • No bloguear en un par de días, bloguear un par de chorradas idiotas que me cuesten poco esfuerzo durante los días siguientes, enlazar contenido creado por otros mientras se me pasa la apatía y esperar días mejores

  • Ahora mismo estoy en esta situación y estoy intentando superarla. Creo que las tres semanas off-line que me he tomado me han provocado un síndrome post-vacacional de aúpa.

    Mi remedio es no presionarme, si un post no sale, lo dejo para el día siguiente y ese día lo resuelvo. Voy poco a poco, sin prisas ni presiones, pero lo cierto es que el descanso me ha desentrenado…

    😛

  • Todos hemos pasado por eso. En esta ocasión, este post me dió el tema para mi blog, asi que me he permitido comentar tus puntos en mi espacio.

    Saludos!

  • Me parece muy interesantes tus recomendaciones ya que precisamente coinciden con varias de las cosas que me han ayudado a volver a bloguear, luego de varias oportunidades en que me he sentido cansada. Creo que especialmente abrir nuevas secciones o incursionar en nuevos temas es una buena opción. Saludos, Yara

  • Si haces un blog para que te lean, desde luego cansa. Lo sé por experiencia.

    La única motivación es hacer un blog para ti mismo, porque te gusta lo que haces, si te leen o no, eso debería dar igual.

    Lo demás es tonteria en esta vida todo nos llega a cansar sino se hace porque a nosotros nos guste por algún motivo.

    Saludos

  • yo de momento soy muy joven en esto para haberme cansado la verdad, pero si es verdad que he visto como han ido cerrando algunos que me gustaban y es una lastima, … interesante para incitar al retorno.

  • No se si les a pasado, pero a veces no es falta de motivación, sino que no se bloguea por esperar a que todas las condiciones estén perfectas para blogear, es decir esperas a tener la idea perfecta, a encontrar un título espectalular, a que sea el momento preciso y sencillamente se te pasa el tren de tanto esperar.

  • Todavía no me he cansado, la verdad, pero sí voy a empezar a escribir, de vez en cuando, blogs más cortos, apuntes de cosas que igual trataré más adelante…me parece una idea buenísima para no desconectar en épocas de pereza mental.
    De lo que sí me canso es de colgarme, a veces, un montón de horas…eso no quiero!!!!!
    Saludos desde El Cairo

  • Pues leyendo tu post y los comentarios, me siento más acompañada en este paso de las vacaciones al diario placer de bloguear. Apenas retomé el tema, escribí el post Mi sindrome postvacacional al cual debería sumar muchos de los consejos que aquí se aportan.
    Entre ellos acostumbro ir dejando temas, títulos y fuentes en algún borrador privado para esos momentos en que las musas “han pasao de mí”. Son de mucha ayuda.
    Esta vez, también inicié mi propio blog (el próximo viaje). Ya era hora, después de varios años blogueando para Diario.
    Bueno, muchas gracias por los consejos. Prometo ponerlos en práctica.
    Saludos
    María Victoria

  • Para bloggear más fácilmente recurro al Fotolog, un espacio personal donde basta con una imagen y pocas palabras para expresarte. Cuando quiero desarrollar la idea tratada, lo hago desde el blog mediante el texto.

    Las imágenes me sirven de inspiración.

  • Sí a veces hay estos momentos en que se piensa si todo el esfuerzo y el tiempo que cuesta mantener un blog vale la pena.

    Entonces suelo pensar en por qué empezé el blog y por qué razón estuve dispuesto al principio a dedicar bastante tiempo a la actualización y la elaboración de nuevos artículos.

    Si pensar en esto no ayuda todavía, empiezo a escribir borradores en wordpress sólo poniendo los títulos e igual unas palabras claves. Esto no cuesta mucha motivación y así tengo una colección de ideas para momentos de falta de inspiración.

    Las mejores entradas me salen cuando no intento pensar en algo. Cuando escribo entradas con frecuencia, también me salen ideas durante el día en el camino al trabajo, hablando con amigos o preparando la comida. Creo que presionarse demasiado es contraproducente.