Alacan y esas redes sociales “desconocidas”

Siendo sincero lo cierto es que miré con cierto recelo la petición de realizar un análisis pagado de una red social que no me sonaba de nada y que en su nombre incluí­a “Pelí­culas gratis en español”. No me pegaba demasiado la combinación pero bueno, sólo habí­a que navegar un poco por ella para entenderlo.

Resulta prácticamente imposible conocer todo lo que sucede en Internet y puede resultar presuntuoso pensar que es raro no conocer algo, pero si el sitio en cuestión, Alacan, dispone de 500.000 miembros registrados según sus autores, ya no lo es tanto.

alacan

La red además de todo lo que éstas suponen, conocer gente, relacionarse… propone otra cosa, el intercambio de archivos entre sus usuarios, de ahí­ la explicación de pelí­culas gratis. Es decir, si buscas una pelí­cula, una canción, un libro… puedes usar el buscador del portal para saber quién de sus usuarios dispone de esos archivos y ponerte en contacto con ellos para compartirlos, ya que, desde el portal como es lógico nada es descargable.

El sitio web genera más de 100.000 páginas vistas al dí­a, y fue fundada por 2 amigos en 2003. Lo curioso es que a pesar de haber tenido poca publicidad, sólo basada en el boca a boca, y de no recibir inversión externa alguna (y menos de esas millonarias que oí­mos para otros sitios web), Alacan ha sabido mantenerse en pie y crecer de forma importante, quizá ahora a alguien se le ocurra algo que hacer (o invertir), un sitio con medio millón de usuarios tiene bastante potencial ¿o no?

Todos lo miembros son de habla español y, por tanto, es probable que sea una de las redes hispanas más grandes. Por otro lado, y a pesar de que acaban de renovar el diseño, quizá un toque más 2.0 le vendrí­a mejor, sobre todo al lado de otras redes que resultan más atractivas.

En definitiva, es curioso como pueden existir sitios web poco conocidos, o de los que se habla poco, y sin embargo tan “importantes”. Puede que sea cierto que el “ombliguismo” en algunos sectores es demasiado patente y, al menos, me alegra saber que es cierto que en Internet hay sitio para todos aunque no hablen de tí­.

About the author

Dimas

View all posts