Sin Saberlo, de niño también era blogger

Bloguer InvitadoCuando eres un niño y comienzas a practicar un deporte, generalmente lo haces o por que tu padre te lleva de los pelos o por que vas acompañando a algún amigo de la escuela. En mi caso me hicieron socio del club por que empecé a jugar al fútbol con “Peperucho” Albornoz, allá a mediados de los setenta. Al poco tiempo comencé a jugar al rugby con “El Gordo” Visintí­n.

La verdad que el rugby fue una de las épocas más felices que recuerdo. Ir al club era fabuloso. Compartir con los amigos era genial. Todo eso, por supuesto, acompañado por una buena dosis de adolescencia que siempre viene muy bien. Fuimos, sin ánimo de exagerar, el mejor equipo juvenil de rugby que el club pudo ver en la década del 80. Si no hubiera sido por los egoí­smos de nuestros mayores y las ansias polí­ticas de algunos infames seguramente hubiéramos llegado a Segunda División mucho antes de lo que finalmente otros lo hicieron. Recuerdo que cuando jugábamos de locales se llenaba la tribuna nada más que para ver al equipo de “Cacho” Varela.

Era en esa época que a todos los partidos iba acompañado de un anotador donde luego escribí­a con ayuda de mis compañeros de equipo todos los detalles posibles del encuentro: con quien habí­amos jugado, cuando, cuanto habí­a salido el partido, cual habí­a sido el equipo titular, los cambios, quienes habí­an anotado puntos, etc. Todo eso, en algún momento, lo volcaba en cuadernos que guardaba en mi casa. Cuadernos que aún conservo varios años después y que guardan algunos detalles más, agregados por mí­, y hasta estadí­sticas al final del año acerca de los goleadores y un montón de cosas más. Todo prolijamente detallado con colores y todo, en dos cuadernos marca “Gloria” de 48 hojas rayadas que ahora están conmigo en Canadá y que forman parte de los recuerdos más preciados de mi infancia y adolescencia.

Porque parece que sin saberlo, de niño también era blogger.

Autor: Guillermo
Blog: Los Ziegler en Canadá Feed

About the author

Bloguer Invitado

View all posts

6 Comments

  • Está bárbaro tu post, Guille, y me hiciste dar cuenta de que también aplica a mí, con algunas variaciones.

    Mi vieja me preguntaba por teléfono el otro día si se acordaba de las ‘películas’ que yo hacía en tiritas de papel (para usar en el CineGraf) o de las revistas de historietas que hacía, o de los cuentos…

    Si sólo tuviera alguna de esas cosas para guardar como recuerdo…

  • Va a ser cierto que “todos llevamos un blogger dentro” (bueno… algunos más que otros). Me ha gustado el artículo Guillermo, un saludo.

  • Solo te queda un paso, compartirlo!

    Para completarla deberias ponerlo eso en la web, y terminás el trabajo de blogger que empezaste cuando eras chico… 😀

  • Que bien Guillermo! Muy bueno, comparto la idea de Xel-Ha de mostrarlo en el blog…….
    Me hiciste recordar que yo anotaba todos los resultados de todos los desfiles de Miss Venezuela y Miss Universo cuando era chama…..y regularmente consigo notas en cuadernos y agendas viejas donde describo ese momento de mi vida y me da mucho gusto conseguirlos fortuitamente cuando ni pienso encontrarlos……alli aparecen……