Qué hago con el ratón en el baño – parte 1

Bloguer Invitado
La verdad que la tecnologí­a me entusiasma y mucho señora, para que negarlo, pero no todo son ventaja también están los perjuicios y que si bien no son grandes nos cambiaron nuestro estilo de vida y llego a decir se nos metió bien profundo en nuestra intimidad y no estoy hablando ni de email y messenger ni nada que se le parezca.
No señora, estoy hablando del baño, a la ya prácticamente desaparición del bidet, y como no a uno se le humedece los ojos al recordar el viejo bidet, tema seguramente que vamos a dedicar un articulo aparte en su debido momento.
Me voy a referir a la desaparición de la lectura de los periódicos en el baño, así­ como el presidente del New york times se demostró consternado por la futura desaparición diaria de la prensa escrita, así­ me siento yo también señor presidente usted no es el único, se calculo de acá a unos 5 a 10 años debido a Internet uno no comprara mas el periódico, yo que desde los 6 años los leo, me quedo sin parte de mi vida.
Y como no recordar aquel momento donde uno llevaba el diario al baño, se sentaba y se poní­a a leer, me demoraba una media hora, empezaba por los deportes obviamente el fútbol seguí­a con tenis, ajedrez y de ahí­ me iba a la polí­tica internacional y a ver cuanto
estaba el dólar, hasta que llegaba al obituario. Si el obituario era parada obligatoria, me fijaba cuantos tení­an la cruz, cuantos tení­an la estrella de david, alguna que otra media luna aparecí­an, y poní­a énfasis en los que no tení­an nada, me intrigaba los apellidos de esta gente.
Después me fijaba las edades, entonces me lleva un lápiz y un papel y los sumaba y dividí­a, o sea hacia un promedio diario. Me fijaba cuantos avisos habí­a, quien mas tení­a era mejor gente pensaba por lo menos hasta ese momento. Pero bueno hablando de momentos traumáticos en el baño a usted señora esto nunca le paso, empieza el primer proceso o sea el pis y ahí­ de repente no es que uno tenga algo para decir wow sobre su socio minoritario, pero el a veces fallaba se iba hacia otras direcciones y en el momento del reflejo miccional, después de haberlo preparado intensivamente sus flujos caí­an sobre el diario.
Ese exacto instante se conformaba en una verdadera pesadilla, y ahí­ para mas presión todaví­a oí­a a su madre diciéndole Ferni, estas bien hace media hora que estas en el baño, y para colmo de males agregaba “estoy hablando con la tí­a acerca de tal actor bájame el diario que salio en la parte de farándula”.
Eso ya me sonaba a confabulación Después los grandes empresarios del sector ganadero se quejan de la presión que ejerce el estado? Imagí­nese ese momento crucial, en mi vida.

Continuara…

Autor: Fernando Sorokin
Blog: No mas polémica

About the author

Bloguer Invitado

View all posts

2 Comments

  • Si fuera la primera parte de una película, diría “aaaaaaaaaaaaaaahh…” pero en este caso voy a hacer algo original: “eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeehhhh…” ¿cuándo lo vas a seguir? Injusticia!!

    Pd: si la computadora no puede ir al baño, llevemos el baño a la computadora… ¿no?