Sin categoría

Aún así­… ¿faltan contenidos en blogs?

Bloguer Invitado
El mundo del blogging nos ha abierto las puertas a aquellas personas que, como servidor, tení­amos inquietud por hacer algo supuestamente creativo y no tení­amos ni los medios técnicos ni económicos para crear algo profesional: Un poco de tiempo, ganas y constancia (importantí­simo, seguramente una de las claves del éxito) y una buena idea son suficientes para hacer un blog que, si no nos servirá para ganarnos la vida salvo en casos muy muy contados, sí­ nos dará la satisfacción de un buen número de visitas e incluso cuatro durillos.

A partir de ahí­, se ven muy buenas iniciativas, pero tal vez algo limitadas. Blogs menos ambiciosos se dedican a contar la vida del autor a modo de diario (con pocas pretensiones), pero el exceso de blogs con contenidos sacados de los powerpoints de “humor” que recibimos a modo de spam, ví­deos del youtube (que yo también hago, lo reconozco) sacados del zapping de TV, tecnologí­a (fiebre gadget por un tubo) o sexo hace que, por otra parte, se vean pocos blogs con contenidos “alternativos”.

Y esta es la inquietud que quiero hacer llegar a muchos de los colegas bloggers: Contenidos especí­ficos no implican pocas visitas!!! Y tened bien claro que a la red llegan infinidad de minorí­as en busca de lo que no pueden encontrar en las ví­as de información más convencionales. De hecho, yo llegué hace 10 años a internet por esa ví­a (cuando el wrestling o “Pressing Catch” era un abandonado a su suerte en España) y, supongo, que será la explicación del apogeo del mundo web y la crisis de otros medios como la prensa escrita (en Mallorca de cada vez vemos menos papelerí­as) o la televisión.

Por lo tanto, aquí­ tenéis mi apuesta: Contenidos realmente diferentes a los de la corriente habitual si queréis sorprender tanto a los potenciales lectores como a vosotros mismos con los resultados.

Autor: Santi Liébana
Blog: Santi Liébana

About the author

Bloguer Invitado

View all posts

17 Comments

  • Eso se ve todos los días, no sólo no hay contenido diferente de un blog a otro, sino que hay cada vez más “Via: tal blog” o “Fuente: tal otra”… queda poco lugar para exprimirse la cabeza, pensar algo original, mirar un tema desde otro ángulo.
    Diría que la mayoría se preocupa más por el SEO que por la calidad de sus artículos…

  • Crear un blog “gracioso” o de “gadgets” es lo más fácil, y a pesar de la competencia, parece ser que hoy por hoy lo que mejor funciona. Basta con recoger lo más popular y llamativo de YouTube, trendalicious, digg o similares. Mucha gente no conoce esos contenidos, o simplemente no accede a contenidos en inglés.
    Personalmente, tengo un sitio alternativo (de verdad) desde 1999 y no va mal, pero el volumen de visitas no es comparable con cualquier sitio “gracioso” que tenga un poco de tirón (unas 50.000 visitas/mes en mi caso).
    Contenidos originales y trabajados, en un nicho específico con factor geek 0, no rinden tan rápido en lo económico como la recolección de lo popular en el mundo angloparlante, y requieren un esfuerzo mayor, aunque da sus satisfacciones. El asunto se pone realmente duro cuando además tu público (o lectores) es ajeno a la tecnología, cuando no reacio, y tienes que hacer una labor educativa paralela.

  • Cristian, completamente de acuerdo contigo, al 100%. Yo, aún, diría más, lo que hay es una fascinación, que ya se ha convertido en obsesión compulsiva, por estar bien situado en un buscador para ofrecer, realmente, nada. Obsesión por la popularidad para después no tener nada interesante que aportar.

    Los usuarios de bitácoras se obsesionan con la palabra “contenido”, con la palabra “colaboración” y con otras palabras que no dejan de repetir hasta la saciedad sin darse cuenta que ni siquiera ellos se dejan afectar por sus propias críticas. Después analizas lo que realmente están contando en sus sitios y todo es paja, la mayoría copiada de otros sitios, de actualidad cuestionable, profundidad cero y vida muy efímera. Como digo: caca.

    Pero sí, hay otra gente que verdaderamente se trabaja lo que escribe, con madurez. Hay personas (pocas) que no necesitan epatar con originalidades absurdas a un público tecnologizado pero altamente inculto, que es el usuario común de Internet, sino que fascinan por su manera de ver las cosas y por su manera de exponerlas, que dominan el lenguaje, que se documentan sabiendo hacerlo, con método, etc. El problema es que escriben artículos largos y con frecuencia densos, y a la mayoría de los usuarios “les cansa” leer más de párrafo y medio.

    La causa de este hecho podría encontrarse en la democratización populista de todas las cosas y, en este caso, de la web (aquí va a haber polémica, jejeje), que facilita igualmente a todos (al que sabe y al papanatas de turno) la misma posibilidad de vomitar sus inquietudes en la Red, aunque sea copiando de los demás. Unas son interesantes y otras sólo están bien posicionadas. Ése es el coste de la democratización. El posicionamiento no significa, en ningún caso, calidad. Y puedo asegurar que, además, el número de lectores tampoco la garantiza.

  • Esa misma web democrática hace que los propios usuarios acaben votando y los contenidos de calidad sobresalgan, mediante las referencias, por ejemplo.
    ¿Que los usuarios son incultos y el contenido que sobresale no es el que lo merece? Pues es difícil juzgarlo, si es válido y útil para muchos estará ahí. Ganará lo que interese y no lo que otros crean que deba interesar.

    Por otro lado, no creo que pueda determinarse qué debe ser internet, ni para quién, ni qué debe contener y menos que debe hacer cada uno y qué debe elegir.
    Si la mayoría prefiere la mierda (a juicio de otros) y son felices, genial, los que quieran otras cosas es probable que también lo tengan, la red es muy extensa.

    Creo que ya se ha hablado mucho de ello, pero ¿acaso la longitud de un artículo determina su calidad?

    Más que una web democrática la web ofrece libertad para que cada uno haga lo que le apetezca

  • cierto, lo que a cada uno le apetezca, que tampoco tiene que ver con calidad. Eso es, precisamente, lo que yo he dicho cuando hablaba de democratización de la Red.

    mmm … yo no creo haber mezclado “longitud” y “calidad” en la misma afirmación ¿o sí?. Yo sólo he dicho que muchos “escriben artículos largos y con frecuencia densos, y a la mayoría de los usuarios “les cansa” leer más de párrafo y medio”.

    tampoco hablo en ningún momento de dar permisos a la gente ni de quitárselos para contribuir o usar Internet, en ningún momento lo he dicho y ni siquiera lo pienso. Sólo he dicho que el coste de toda democratización/popularización es ése, que todo el mundo puede levantar la mano y decir cosas. Por pura estadística y de todo lo que se pueda leer, sólo unas pocas contribuciones serán interesantes de verdad, las demás son perfectamente prescindibles.

  • Yo creo que debe de haber de todo. La gente es libre para leer lo que lo que le apetezca. Con los blogs pasa lo mismo que con los programas de la televisión. Hay personas que no les apetece pensar y hay que respetarlos. Internet y la blogosfera da para todo y para todos.

  • Respetarlos sí, pero quedarse sentado viendo lo mismo siempre, no. Creo que el no hacer nada para cambiar esto, y quedarse en el “hay que respetarlos” me parece que es una actitud un poco ignorante… o, si no es ignorante, por lo menos despreocupada.
    Está bien que digan que la gente hace lo que quiere y que hay que respetarlos, pero me parece mucho mejor que se charlen estas cosas para tratar de cambiar esto. Todo el mundo tiene derecho a divertirse, pero no por eso tiene que haber mucha más basura en Internet, en vez de artículos que te hagan pensar… con razón el mundo está tan hecho m…

  • Pienso que la Internet es lo suficientemente grande como para que todos tengamos posibilidad de generar y consumir contenidos adecuados a nuestras preferencias.

    Además, la gran ventaja sobre los medios de difusión en masa como periódicos o TV, es que uno puede elegir qué sitios visitar, y jamás se verá obligado a consumir algo que no desea ver.

    El contenido alternativo e interesante en la Web es enorme, y a veces la mayor dificultad es saber que dicho tema existe. Por ejemplo, yo no sabía que existían tantos blogs de vídeos graciosos y cosas así, simplemente como no los buscaba los ignoraba.

    Estoy de acuerdo con el autor del post en que la gran bendición del Internet es que hay cabida para todos los contenidos por muy minoritarios que sean, con la posibilidad de reunir a estas minorías a nivel mundial, con lo que dejan de ser tan reducidas.

  • El respeto al otro, para mí, no quiere decir que no lo pueda criticar si no me gusta lo que hace.
    Naturalmente con argumentos.
    Ahora bien, observo que, en los blogs se ha instalado una especie de lenguaje “light” para no molestar a nadie y quedar bien con todo quisqui (¿quien quiere ser acusado de TROLL?).
    Y este cuidado que se pone en ser “correcto”, muchas veces lleva a que los contenidos lo sean, convirtiendose, el blog, en un sitio de asuntos trillados y de lo más banal.
    Si la gente lee pocos libros, ¿como va a leer artículos en la pantalla?, que es más dificil.

  • “Además, la gran ventaja sobre los medios de difusión en masa como periódicos o TV, es que uno puede elegir qué sitios visitar, y jamás se verá obligado a consumir algo que no desea ver.”

    Este párrafo no me cierra en nada… salvo que vivas en una dictadura o aterrorizado por tu gobierno, no creo que te obliguen a leer tal o cual diario, mirar este u otro programa de TV, etc.
    Es verdad que en Internet cada uno puede elegir qué leer y qué no… y creo que esa libertad, cada vez más grande y desproporcionada, es lo que está hundiendo este lugar. Sino miren a su alrededor: ya no se presta atención al contenido de las páginas, la gente anota dominios para venderlos y generar plata, son cada vez más google-dependientes… ¿de qué nos sirve la libertad si no sabemos usarla?

  • Artabro: muy acertado, creo que has dado en la diana. Efectivamente hay una especie de lenguaje “light”, de hablo pero no me mojo, tampoco digo nada, pero aquí están mis palabras que me identifican pero no me posicionan y no sea que vayan a decir, etc …

    Pero no sólo en Internet. Parece como si nos hubieran lavado el cerebro con el detergente de lo políticamente correcto y nadie quisiese mojarse por terror a que le tachen de lo que sea. Nos tragamos cualquier cosa que nos quieran vender a poco que sepan hacerlo (y no es difícil), adoptamos roles y opiniones ajenas con pánico a decir lo que pensamos de verdad, se nos pregunta por una opinión y la gente habla de libertades (¿?) excusando cualquier actitud, incluso las de no hacer nada, ni positivo ni negativo. Se solicita contenido, compromiso con lo que se dice, y se encuentra asepsia y falta de principios propios. Y al que los tiene y los defiende, le llaman radical. Y mientras tanto, la Red se llena de actitudes fofas, tópicas, manoseadas y cada día más vacías, se utilizan vocabularios ambiguos en lugar de llamar a las cosas por su nombre. Al final, las cosas van pasando, y nos las vamos tragando porque somos dóciles, y basta que le pongan un lazo a cualquier argumento para que creamos que es bonito sin planteárnoslo, le llaman “evolución natural” y decimos que sí. Cada día nos fijamos más en la forma y menos en el contenido, pese a que se hable de “generar contenidos” … ¿de qué se va a hablar si no? Es una de las características propias del consumismo.

    Lo que hay que generar no son contenidos, son opiniones personales, compromiso, y eso se demuestra pringándose con lo que se escribe, no invitando a que los demás lo hagan.

    “todo el mundo tiene derecho bla-bla-bla” … es una obviedad que no aclara nada, porque todos lo sabemos y ninguno lo negamos. Prefiero la gente que acierta porque opina y hace uso de su libertad a la que se equivoca por miedo a que le llamen algo o piensen algo que no se espera sobre él y coarta su expresión.

    por cierto, veo que el que ha escrito este artículo no ha dicho ni pío aún … ¿no tiene nada que decir? (ya, ya sé que puede hacer lo que le plazca)

    Cristian, sí, la gente es cada vez más Google-dependiente ¿qué le vamos a hacer? Están atrapados, y frente a lo que estamos hablando de interés por el contenido, ellos lo sienten sólo por la pasta. A mí lo que me inquieta es que no son dos ni tres …

    un saludo.

  • SI!
    la verdad que tenés TODA la razón. Y supongo que debido a la masiva creación de blogs hoy en día, muchos buenos blogs quedan ocultos junto a otros que porque tienen fotos de famosos de Hollywood, reciben más comentarios o visitas.
    Yo creo que a la hora de calificar un Blog, se tiene que valorar o desaprobar el contenido de él.
    Es una lástima ésto que está pasando, porque hay muchísima gente detrás de las computadoras que tiene un pensamiento tan puro e intenso y que sea opacado por boludeces o mentes taan cerradas y limitadas, de verdad DA LÁSTIMA!!!
    Por suerte, todavía hay personas que se dedican a hacer un Blog y a elaborar el contenido. Por desgracia, hay personas que desvalorizan el esfuerzo que hace uno.
    Bueno…allá con lo suyo haha.
    Muy buena notaa!

  • Acabo de aterrizar en este mundo de los blogs y me estoy quedando sorprendido: por una parte no todo es basura mal escrita sobre tecnología, llena de faltas de ortografía. Pensaba que habían quitado los acentos y algunas teclas de muchos teclados… y por otra, sorprendido por lo enriquecedor que es escribir tu propio blog. Aunque de momento, no lo conozca más que friends & family, la verdad es que da un subidón cuando hay comentarios nuevos.