Sin categoría

El anhelado equilibrio I

Bloguer Invitado
En alguna época de nuestra vida, cuando los sueños nos guiaban más que la realidad, cuando todo parecí­a posible montado en una bicicleta o con unas monedas para comprar un refresco o una revista, no nos cabí­a en la cabeza la posibilidad de no ser felices. Al paso de los años, al ir tomando decisiones acertadas y otras no tan felices, nos hemos ido transformando en nuestra forma de ser, de pensar, de actuar y de sentir.El final feliz de los cuentos dista mucho de nuestras vivencias diarias, en las que nos damos cuenta que vivir la vida, es mucho más que existir, es llenar de significados lo que somos y lo que hacemos, es tratar de compartir y aprender con los otros, de sus circunstancias y formas de ver las cosas. Y aunque es difí­cil mantenernos en un nivel constante de optimismo y felicidad, ayuda mucho buscar y trabajar para alcanzar un equilibrio, un balance en nuestra persona.

Este sabio consejo era conocido desde la antigí¼edad, expresado en la famosa frase latina Mente sana, cuerpo sano atribuida al escritor romano Junio Juvenal (Siglo I A.C.). Esta máxima es una verdad que cada dí­a las ciencias de la conducta, las que estudian el cerebro y lo biológico nos plantean como parte indispensable para un proyecto personal completo. Hay una unidad en el ser humano ya que somos un espí­ritu encarnado como concebí­an las escuelas tomista y personalista, o bien una inteligencia sentiente como señalaba el filósofo español José Ortega y Gasset. Hay una conexión indiscutible entre tener pensamientos y sentimientos positivos y mantener una buena salud fí­sica o viceversa por supuesto.

Esto lo expresa de una manera muy interesante el famoso motivador y escritor Anthony Robbins, cuando nos comparte que Nosotros somos los únicos que podemos decidir como queremos sentir y actuar en función de cómo hayamos elegido percibir la existencia. Tengo que confesar que cuando leí­ lo anterior, me pareció exagerado, pero después de profundizar y tratar de aplicar lo que muestra en su libro Poder sin Lí­mites entendí­ el poder que tiene nuestro pensamiento y nuestras ideas, nuestra concepción de la realidad sobre nuestros sentimientos y la forma en que experimentamos cada acontecimiento y etapa. No importa tanto al final qué hemos experimentado en la vida sino nuestra elección de cómo reaccionar ante esa experiencia. Eso hace toda la diferencia y en eso además consiste nuestra Libertad.

Autor: Lic. Sergio Moreno Ibarra
Blog: Trayectos de Vida

About the author

Bloguer Invitado

View all posts

3 Comments

  • Me gustó mucho! =)
    Qué bueno sería siempre recordar esa libertad tan importante y tener las energías para mantenerse en equilibrio.

  • Para alguien que está acostumbrado a leer basura por internet, este post es bastante difícil de digerir… seguramente cuando esté recién levantado y me instale en la computadora, sin hablar con nadie ni salir a ningún lado, empezaré a preguntarme si realmente soy una persona equilibrada.

  • Hola que tal, yo segui tus consejos y estoy empezando con un blog que pienso usar para publicar mis ideas y generar ingresos. Estaria bueno que me agregues en tus favoritos (Y)
    Esta muy bueno el blog. Hasta luego!