Como crear tus propias traducciones de WordPress

Bloguer Invitado
El motor interno de WordPress, y la mayorí­a de extensiones y plantillas que podemos añadirle, pueden usarse en nuestro idioma gracias al sistema gettext. Este sistema, permite la traducción de aplicaciones mediante unos archivos externos, de manera que no tenemos que traducir directamente sobre el código fuente de la aplicación. Lo que sin duda es una garantí­a de que podemos estar seguros de que no vamos a modificar por error alguna parte del código fuente que no deba ser modificada.Este artí­culo es una introducción para aquellos que no han tenido contacto con este sistema y están interesados en crear sus propias traducciones, bien para uso personal, o para distribuirlas.

Antes de nada, tenemos que asegurarnos de que tenemos configurado nuestro WordPress para usar las traducciones del idioma que nos interesa, para ello hay que mirar en el archivo wp-config.php y buscar esta lí­nea:

define ('WPLANG', '');

Que dejaremos así­:

define ('WPLANG', 'es_ES');
(en el caso de que vayamos a usar traducciones es_ES)

Usaremos para los ejemplos la plantilla K2, podéis descargar la última versión aquí­.

Una vez descargado y descomprimido el archivo zip de K2, podemos encontrar fácilmente un archivo llamado k2.pot

Este archivo es el que ha resultado de extraer todas las cadenas que pueden traducirse del código fuente de la plantilla, y servirá como punto de partida y referencia.

Lo primero que tenemos que hacer es realizar una copia de este archivo a la que le daremos nombre conforme al formato “k2-ii_PP.po”.

Donde ii es el código iso correspondiente al idioma y PP es el código iso correspondiente al paí­s.

Por ejemplo, para la traducción de K2 al español de España serí­a “k2-es_ES.po“, o para Argentina serí­a “k2-es_AR.po“. Este formato es estándar para todas las traducciones que vayamos a realizar con este sistema de traducción.

Será el archivo con extensión .po el que usaremos para realizar nuestra traducción. El archivo está en formato de texto plano, por lo que si quisiéramos podrí­amos editarlo con cualquier editor de texto, pero para hacerlo más cómodamente usaremos el editor de catálogos (así­ se les llama a estos archivos) POEdit que es el más conocido y está disponible para Windows, Linux y Mac.

POEdit con K2Una vez instalado POEdit, abriremos nuestro archivo .po (k2-es_ES.po en mi caso), y tendremos una interfaz muy sencilla (como en la imagen) donde podremos ver en todo momento en dos columnas el texto original a traducir y el texto traducido, que en este momento deberí­a estar vací­o. Y debajo de estas columnas dos cajas de texto, una para el texto original (que no podemos modificar) y otra la traducción, donde escribiremos el texto traducido.

Opciones catálogoAntes de empezar la traducción (aunque se puede hacer en cualquier momento) podemos ir al menú catálogo y editar las opciones donde podemos especificar, como veis en la captura adjunta, el nombre y versión de la aplicación que vamos a traducir, nuestro nombre, nuestro correo electrónico, el idioma al que vamos a traducir, el paí­s del idioma, y por último el juego de carácteres a usar (que deberá coincidir con el que tengamos configurado en las opciones de WP). Hay otros campos, pero estos son opcionales y normalmente sólo necesarios cuando ya vienen marcados de forma predeterminada.

Y en cualquier caso la traducción normalmente funcionará incluso aunque no hayamos rellenado los campos mencionados.

Compilar archivo .moAsí­ que ya “sólo” nos queda traducir todas las cadenas de texto a nuestro idioma, una vez traducido el archivo, al guardar cambios POEdit nos creará automáticamente un archivo con el mismo nombre pero con extensión .mo, para ello nos aseguraremos de que en las preferencias del programa tenemos marcada la casilla correspondiente (como se ve en la imagen).

Este es el archivo, en formato binario, que K2 usará para mostrarse en nuestro idioma, y debe estar dentro de la carpeta de K2, en otras plantillas o extensiones puede estar en otra ubicación, dependerá de las instrucciones que se nos indiquen en la documentación correspondiente (aunque por norma general los archivo .mo suelen ir en la misma ruta donde se encuentre la plantilla o extensión de WP).

Es una práctica muy recomendable ir guardando cambios conforme avancemos en la traducción, y además podemos usar el archivo .mo de la traducción parcial para ir probando que tal queda en pantalla (lo que no esté traducido aparecerá en el idioma original).

Hasta aquí­ la parte básica, si te interesa saber un poco más sobre este tema, puedes visitar el artí­culo ampliado en mi blog.

Autor: Samuel Aguilera
Blog: Agamum

About the author

Bloguer Invitado

View all posts