Cómo no comentar en los comentarios.

Seguro que alguna vez has encontrado comentarios en tu blog que no tení­an demasiado sentido, absurdos, o que no contribuí­an nada o poco a la conversación. Al igual que a veces intentamos generar comentarios en nuestro blog, es bueno, tal como, comenta Lorelle detenernos a pensar cómo lo hacemos nosotros.

Di algo inteligente.
Revisa lo que has escrito. Comprueba si estás diciendo lo que realmente quieres decir, que tiene sentido lo que has escrito y que se entiende lo que has escrito.

Pregunta algo inteligente.
Piensa bien lo que quieres preguntar, detalla al máximo tu pregunta, no puedes esperar que nadie lea tu mente, piensa que cuanto más concreta sea una pregunta más concreta y clara será la respuesta.

Escribe algo inteligente.
Repasa lo que has escrito y si lo has escrito bien, olví­date de algunas abreviaturas. Escribe frases completas. No incluyas información sobre ti que no quieras hacer pública, si quieres que contacten contigo, usa un formulario de contacto, o recuerda que en el formulario de comentario puedes incluir tu e-mail sin hacerlo público.

Aporta algo a la conversación.
Es repititivo, pero no menos cierto. Los comentarios son un arma poderosa en los blogs, crean conversación, todos aprendemos de todos. Completan los artí­culos, estimulan las ideas. No comentes sin más, intenta aporta tu granito de arena a la conversación.

Es tu tarjeta de visita.
Cuando dejas un comentario dejas un enlace a tu blog o a tu sitio web. Piensa que lo que escribas es tu presentación. Si escribes algo interesante no dudes que la gente visitará tu blog intrigada e interesada.

Conseguir comentarios es importante, pero dejar buenos comentarios lo es aún más.

About the author

Dimas

View all posts

4 Comments