No sólo es el título…

… lo es todo!
Los títulos de tus artículos son anuncios de tu blog. Describen el artículo y son el reclamo de los clicks. Los títulos funcionan en los lectores RSS y en los motores de búsqueda como descripción de tu contenido. Está claro que los resultados de búsqueda siempre muestran una pequeña descripción del contenido, pero ésta suele ser elegida por el buscador y puede que no refleje bien el objetivo del artículo. Así que será mejor crear buenos títulos.

Debes de mirar tu título desde la perspectiva de alguien buscando a lo largo de una lista de títulos. Tú intención es captar su atención y no lo conseguirás a menos que logres diferenciarte

Algunas ideas:

– Mejor hagámoslo corto.
Lo ideal es entorno a 3 u 8 palabras. Resulta más fácil que alguien se haga una idea con tres palabras que con doce. Es más, es probable que en la décima ya ni se acuerde.
Ten en cuenta, además, que a la gente no le gusta demasiado detenerse en algo que le suponga más esfuerzo o tiempo que el resto, si ven que tu título les obligará a ello no empezarán ni a leerlo.

– Consigue que se fijen.
Si vas a escribir sobre un tema candente, controvertido o simplemente sobre cualquier cosa que te apetezca en ese momento, necesitas engancharles en las 3 primeras palabras, te aseguro que son mágicas.

– Por favor, descriptivos!
La gente es perezosa, está ocupada, tienen mucho que leer y, otros, mucho que escribir… no basta una razón para pinchar en el título sino que no tengamos la sensación de que hemos perdido el tiempo.
Un buen título genera confianza. No pongas un título que nada tenga que ver con el contenido, hoy habré caido y habré entrado, pero te recordaré, o al menos recordaré tu blog y la próxima vez pasaré de tí. ( Me he puesto serio eh?)

– Palabras clave.
Son importantes pero tampoco te obsesiones. Piensa que escribirías tu si buscaras algo relacionado en un buscador. Pero ten encuenta todo lo anterior antes y sobre todo no construyas los títulos pensando solo en los motores de búsqueda. De hecho, te recomendaría que al principio te olvidases de este punto, aunque no lo vas a hacer, así que, al menos, no abuses de él.

– Échale un poquito de sal.
A todos nos gusta lo escandaloso o, por lo menos, nos llama bastante la atención. Si consigues añadir diversión a tu título, algo de escándalo y sigue siendo corto y descriptivo lo habrás bordado.

No descuides los títulos, piénsalo detenidamente antes de pinchar el botón de “Publicar”, analiza que efecto tendría sobre tí. Está claro que el contenido que sigue al título es muy importante pero… primero habrá que conseguir que lo lean!

About the author

Dimas

View all posts

1 Comment

  • muy interesante, todoa la informacion que teneis para la creacion de un blog.

    Estoy en ello, en lo de crear un blog…
    y no se como empezar…

    pero he logrado asimilar alguna de vuestras ideas.

    ciao