Responder a las críticas.

Con toda la buena voluntad del mundo empiezas a escribir un blog. Buscas datos, recoges conocimientos y tratas de contarlos pensando que es probable que ayude a muchos. Sin quererlo o, cuando menos, sin pretenderlo, te encuentras con críticas que, no entiendes muy bien, van directas a tí.

Hay gente que piensa que los sencillos nacemos sabiendo y que nos expliquen las cosas está de sobra. Es tan obvio todo…

1.- Prepárate
Cuando empiezas un blog no es algo que tengas en cuenta. ¿Por qué iban a criticarme? Prepárate porque en cuanto tu blog crezca llegará tarde o temprano. No hay problema, si sacan a relucir alguna debilidad de tu trabajo seguro que te ayuda a mejorar.

2.- Con calma
Puedes que estés rojo de ira y quieras atravesar las teclas con tus dedos escribiendo una respuesta. No lo hagas, aléjate del teclado y serénate. Muchas veces las discusiones en línea surgen por no esperar el suficiente tiempo para enfriar las cosas.

3.- A lo mejor tienen razón
No todo lo que se dice en contra tuyo es, necesariamente, malo. Puede que tengan razón. No te dejes llevar por el amor a tu blog y trata de ser imparcial.

4.- No es personal
Las críticas no suelen ser a la persona así que no hagas de ello algo personal. Recuerda que estás en un medio abierto y habrá a quien le guste lo que haces y a quien no.

5.- Participa
Puede que la crítica la hayas encontrado en otro blog. Expón tu punto de vista a través de los comentarios, eso hará al menos que los que estén leyendo conozcan tu perspectiva. A veces, basta que participes para que la crítica desaparezca. “Lo siento, no pensé que lo leerías…”

6.- Un buen reclamo
Imagina que te encuentras en un sitio que están criticando a otro. Seguro que lo primero que harías sería visitar el sitio criticado cuando menos por curiosidad. Si encima el contenido te gusta, da las gracias al que inicio la crítica aunque ahora pienses que no tenía razón, te ha regalado un nuevo lugar.

7.- Sigue adelante
Puedes tener en cuenta la frase de Oscar Wilde: “mejor que hablan mal de uno que, que no hablen” Así que sigue adelante no olvides que tu disputa es pública y puede que haya gente a la que no le guste si adoptas una actitud demasiado negativa u obsesiva.

Aprende a criticar.

No obstante, igual que existen formas de superar las críticas antes de criticar piensa:

– Tu no eres todos, que no te guste un artículo o que a ti no te sea útil no implica que al resto tampoco.

– Se constructivo en tus críticas y no te dejes llevar por la subjetividad de tu opinión.

– Antes de criticar vuelve a tu blog y échale un vistazo, comprueba que eres capaz de hacer lo mismo contigo mismo, sino lo consigues olvida la crítica.

About the author

Dimas

View all posts