¿ Has probado ya Firefox?
4 *

Howto.fm: directorio de artículos de calidad

Hay muchos bloguers noveles que en sus inicios no gozan de toda la imaginación, creatividad o ideas necesarias para mantener un blog fresco y actualizado. De hecho,a mi juicio, la habilidad para generar temas o saber de qué hablar, se va adquiriendo poco a poco.

Por eso puede suceder que cuando alguien empieza un blog llegue a momentos de bloqueo y sienta que no sabe que más contar. Existen métodos que te ayudan a salir del paso. Pero algo muy recomendable es darse una vuelta por Internet y descubrir de qué hablan o de qué han hablado otros.

Es más, como de bloquearse no se libra nadie, una de las cosas que hecho alguna vez ha sido acercarme a directorios de contenido gratis donde puedes encontrar multitud de artículos sobre gran variedad de temas. Nunca he copiado, ni recomiendo hacerlo, un artículo pero desde luego el encontrar tanto contenido en un mismo lugar te ayuda a activar las ideas.

Eso proponen en how to, un directorio de contenido gratis (en inglés), y con la idea de darlo a conocer han contratado este post patrocinado.

Con su modelo de article submission, no pretenden regalar contenido de uso libre, sino ser un sitio de calidad donde encontrar buenos artículos sobre los más variados temas. De hecho, sus condiciones para aceptar artículos incluye, entre otras, la obligatoriedad de que el artículo enviado sea único y original.

Por otro lado, también tienen una herramienta que genera un código con los últimos artículos publicados para colocar en cualquier sitio web.

Su modelo de negocio se basa en el uso de AdSense, es decir, colocan bloques de publicidad a pesar de que el contenido es generado por otros, y quizá sea lo más discutible, pero tampoco son los primeros ni los últimos, ni siquiera los únicos que lo hacen.

Así que tanto si quieres encontrar ideas, buscas artículos sobre algún tema que te interese o contribuir con tus propios artículos, puedes pasarte por allí.

10 *

¿Comprar enlaces para posicionar un blog?

Los blogs son muy propicios a conseguir enlaces de forma natural, lo que facilita enormemente la tarea de posicionarlos decentemente en las páginas de resultados de Google. No hay que pensar, en cambio, que el mero hecho de poseer un blog es suficiente como para recibir enlaces de manera automática. Los usuarios enlazan el contenido que les parece interesante y por tanto un punto de partida sería, precisamente, crearlo.

Sin embargo, existe un pequeño problema a la hora de conseguir enlaces para determinados tipos de blogs, independientemente de la calidad de su contenido. La mayoría de los enlaces que conectan blogs a diario en la blogosfera, suelen estar relacionados con bitácoras de una determinada temática, véase, blogs, tecnología, informática… y, por tanto, el bloguer que ha decidido desarrollar su actividad en un campo totalmente ajeno se ve en una situación complicada a la hora de conseguir enlaces.

Es cierto que para la mayoría de temas existe ya una cierta cantidad de blogs y que conseguir enlaces puede ser una cuestión de tiempo pero, no es en absoluto comparable al volumen de actividad de los blogs techies.

¿Comprar enlaces para un blog?
Todo lo relatado en los párrafos anteriores tiene que ver con mi intención hace unos meses de intentar posicionar un blog de una manera mucho más efectiva.

Tras realizar un pequeño estudio para elegir qué palabras clave utilizar, compré varios enlaces patrocinados. Ni que decir tiene que el blog posicionó muy bien para los términos de búsqueda elegidos y que el retorno sobre la inversión (ROI, como algunos prefieren) fue enormemente positivo.

Es decir, si tienes intenciones comerciales con tu blog en una temática en la que resulta complicado conseguir enlaces de forma natural, adquirirlos no me parece una idea descabellada. Es muy probable que haya quien lo vea como algo antinatural, una táctica sucia de engañar a los buscadores. Pero a mi juicio, mientras el contenido que se ofrezca sea útil y merezca estar en las primeras posiciones de las páginas de resultados, aplaudiré al que lo haga.

[Continuará...(quizá)]